Opciones
Menú Principal
Inicio
Nuestra Firma
Filosofía de Trabajo
Áreas de Práctica
Consultas Online
Contrato a Medida
Seguimiento Online
Revision Contratos
Defensa Consumidor
Notas de Interés
Estac. de Servicio
Municipalidades
Noticias
Humor
Opinión
Management
Contacto
Boletín Gratuito
Prensa
Contador de Visitas

667851


Principal > Noticias > Las Noticias > Locación De Obra. Entrega de vehículo para su reparación en un taller mecánico. >
Locación De Obra. Entrega de vehículo para su reparación en un taller mecánico.

Depósito accesorio. Daños. Deterioros sufridos por el automóvil. Caída De Granizo. Fenómeno meteorológico. Caso Fortuito. Alerta meteorológico. Necesidad de adoptar medidas de seguridad. Culpa o incumplimiento imputable al deudor (tallerista) por no haber adoptado los resguardos suficientes para neutralizar los efectos del fenómeno natural previsible. Responsabilidad.

 

"Los fenómenos naturales, precisamente, configuran el caso fortuito cuando son extraordinarios y por su intensidad salen del orden común (cf. Llambías, ob. cit, p. 239; Borda, ob. cit., 104; Trigo Represas, Félix A., López Mesa, Marcelo J., ob. cit., ps. 841/842; Bustamante Alsina, Jorge, Teoría General de la Responsabilidad Civil, Ed. Abeledo Perrot, Buenos Aires, 1987, p. 311) y, en este sentido, he de destacar que lo que habilita enmarcar el caso en esta figura es la magnitud del granizo caído (informe del Servicio Meteorológico Nacional de fs. 126)."

 

"Por otra parte, se probó la existencia de alerta meteorológico que indicaba la necesidad de adoptar medidas de seguridad, aun cuando no hubiera sido previsible la superlativa intensidad de la granizada."

 

"Está demostrado, asimismo, que la reparación para la cual había sido entregado el vehículo fue llevada a cabo después de la caída de las mangas de granizo, de allí que no puede sostenerse -como intenta hacerlo el pronunciamiento- que el rodado había sido afectado por el meteoro cuando se encontraba en la calle al haber sido allí trasladado después de su reparación a la espera de que fuese retirado. En verdad, había sido dejado -en el interior del taller, bajo techo- el día anterior y las constancias que en copia se hallan a fs. 24/25 indican que se trabajó en él sólo a la tarde del día siguiente (17.27 horas) cuando la “piedra” ya lo había abollado."

 

"De lo expuesto se sigue que, al haberse acreditado tanto el caso fortuito como la culpa o el incumplimiento imputable del deudor, existe una convergencia causal en el camino que ha conducido al daño. Este no se habría concretado -al menos, en toda su intensidad- si el demandado hubiera adoptado las medidas de seguridad adecuadas que las contingencias ordinarias exigían (cf. art. 512 del Código Civil); ni tampoco -en el grado que se produjo- sin el extraordinario fenómeno climático (cf. art. 513 del citado cuerpo legal)."

 

"Analíticamente, la medida de la responsabilidad estaría dada por la porción del daño generada por las aristas excepcionales del meteoro, ya que la parte del perjuicio que habría provocado una tormenta con granizo “ordinaria” debería estar a cargo de quien no tomó las precauciones que las circunstancias previsiblemente indicaban (cf. arts. 514 y 2203 del Código Civil). Se trata de sopesar el respectivo papel causal de los factores concurrentes (cf. Mazeaud, Henri y Léon, Tunc, André, Tratado Teórico y Práctico de la Responsabilidad Civil Delictual y Contractual, Ediciones Jurídicas Europa-América, Buenos Aires, 1963, t. II, vol. II, p. 226). Si, por hipótesis, sólo hubiera adoptado resguardos suficientes para neutralizar los efectos del fenómeno natural previsible, pero insuficientes para enervar los del imprevisible, nada debería responder en razón de las consecuencias propias del casus. Pero ello no ha sido así. En su mérito, como cuando no es posible discriminar en cuanto a la influencia causal de uno u otro factor, el deudor es responsable por la mitad del daño resarcible sufrido por el acreedor (cf. Llambías, ob. cit., p. 254/255), esta es la solución que propicio para el caso, por entender que es dentro de las dificultades que éste presenta, la más justa."

[volver]


© Copyright Estudio Jurídico Lopez Villagra, Mangiante & Cía. 2012
Todos los derechos reservados



Con CuentaDigital.com cobre con PagoFacil RapiPago y BaproPagos